Definiciones de Urbanismo

Conservación de la Urbanización

El deber de conservación no sólo alcanza a los edificios sino también  a la urbanización. Este deber de conservación de la urbanización se regula en los artículos 135 y siguientes LSCM.

La recepción de las obras de urbanización corresponde al Ayuntamiento, de oficio o a instancia de la persona responsable de la ejecución, conservación y entrega de dichas obras.

De la recepción de las obras se levantará ACTA, firmada por:
  • El funcionario técnico facultativo designado por el Alcalde, 
  • El facultativo encargado de la dirección de las obras.
  • La persona o entidad, pública o privada, responsable de la ejecución. 
  • El alcalde o el Concejal en que delegue al efecto.
La documentación del programa de control de calidad establecido para la obra se adjuntará al acta y en la misma se hará constar su cumplimiento.

Si en el momento de la recepción de las obras obras no se hallen en estado de ser recibidas, se hará constar así en el acta, señalando los defectos observados y detallando las instrucciones precisas para remediarlos, para lo cual se dará un plazo.

La entrega de las obras de urbanización deberá realizarse por:
  1. La persona o entidad, pública o privada, responsable de la ejecución según el sistema aplicado para la misma, incluida la Administración actuante, si es distinta de la municipal, cuando se trate de obras resultantes de una unidad de ejecución.
  2. La persona, entidad o Administración que materialmente las haya ejecutado, en otro caso.

Levantada el acta, se remitirá al Registro de la Propiedad certificación administrativa de ella a los efectos de la práctica de las inscripciones procedentes conforme a la legislación hipotecaria.

Las obras de urbanización podrán ser objeto de recepción parcial cuando sean susceptibles de ser ejecutadas por fases independientes capaces de prestar el uso o servicio públicos correspondientes.

En el caso de que la Administración no resolviera sobre la recepción de las obras de urbanización en el plazo previsto en el planeamiento u ordenanza municipal o, en su defecto, en el de tres meses, bastará el ofrecimiento formal de cesión de las mismas por la persona responsable de la ejecución, a los efectos de entender recepcionadas las obras.

La conservación de la urbanización es competencia del Ayuntamiento.

El planeamiento urbanístico y, en defecto de éste, las condiciones en las que se defina el sistema de ejecución elegido para su ejecución podrán prever la obligación de los propietarios de los solares resultantes de dicha ejecución de constituirse en Entidad Urbanística de Conservación, en cuyo caso, la conservación de la urbanización corresponderá a ésta.

La atribución de la conservación a los propietarios agrupados en Entidad Urbanística de Conservación comportará para el Ayuntamiento la obligación legal de subvencionar dicha entidad.


Entidades Urbanísticas de Conservación:
El deber de conservación no sólo alcanza a los edificios sino también a la urbanización. Este deber de conservación de la urbanización se regula en los artículos 135 y siguientes LSCM.

El deber de conservación de la urbanización corresponde:
  1. Al Ayuntamiento, o
  2. A las Entidades Urbanísticas de Conservación, creadas por los propietarios
Son Entidades Urbanísticas de Conservación” aquellas entidades de Derecho Público de adscripción obligatoria, personalidad y capacidad jurídica propias para el cumplimiento de sus fines.

Estas entidades se rigen por sus propios ESTATUTOS Y Normas Reglamentarias, y se nutren de “Cuotas de Conservación” que será aportadas por los propietarios; cuotas exigibles en vía de apremio.

Los propietarios propietarios participarán en los gastos de conservación según la “Cuota de Conservación” asignada en la Comunidad de Propietarios o según lo dispuesto en los Estatutos de la entidad.