Definiciones de Urbanismo

Reparcelación

Es la actividad de ejecución del planeamiento que tiene por objeto la nueva división de fincas ajustada al planeamiento para adjudicarlas entre los afectados según su derecho.


El régimen de valoración del suelo tiene en cuenta la equidistribución de beneficios y cargas en el mismo.

 

La equidistribución es aquella parte de la actividad de ejecución mediante la cual se produce el reparto de los aprovechamientos asignados por el planeamiento y la distribución equitativa de las cargas y beneficios derivados del mismo, entre los propietarios de suelo comprendidos en determinados ámbitos territoriales delimitados previamente.

La equidistribución se produce siempre entre terrenos adscritos a la misma clase y categoría de suelo, materializándose diferenciadamente según cada modalidad de gestión urbanística. 

Cuando la ejecución del planeamiento se lleve a cabo a través de Actuaciones Aisladas, la equidistribución se materializará, si procede, a través de la Reparcelación.

La Reparcelación es una técnica de equidistribución de beneficios y cargas, definida como la transformación con finalidad equidistributiva, de las fincas afectadas por una actuación urbanística y de los derechos sobre ellas, para adaptar unas y otros a las determinaciones del planeamiento urbanístico, aplicando el criterio de proporción directa de los valores aportados a la operación reparcelatoria.


Objetivo de la Reparcelación

La Reparcelación tiene por objeto la equidistribución interna de la Unidad de Ejecución. Por tanto, en los casos en que sí proceda, de forma simultánea a la delimitación de la Unidad de Ejecución deberá haberse resuelto la equidistribución de la misma respecto al área de reparto en que se incluya.


Finalidades de la Reparcelación 

La reparcelación, con la simultánea delimitación de la Unidad de Ejecución correspondiente, tendrá las siguientes finalidades:

 

·         La regularización de las fincas existentes.

 

·         La distribución equitativa entre los incluidos en la Unidad de Ejecución de los beneficios y las cargas derivados de la ordenación urbanística y de su ejecución.

 

·         La localización de la edificabilidad en suelo apto para la edificación conforme al planeamiento.

 

·         La adjudicación a la Administración urbanística de los terrenos de cesión a título gratuito y, en su caso, de fincas resultantes constitutivas de parcelas o solares.

 

·         La adjudicación de fincas resultantes, constitutivas de parcelas o solares, a intervinientes en la ejecución del planeamiento en la correspondiente unidad de ejecución y en función de su participación en la misma de acuerdo con el sistema de ejecución aplicado.

 

·         La subrogación en el patrimonio de los propietarios, en su caso forzosa y en función de los derechos de éstos, de las fincas iniciales por fincas resultantes de la ejecución, constitutivas de parcelas o solares, o por su valor económico sustitutorio.


Tipos de Reparcelación

La reparcelación podrá llevarse a cabo de dos formas:

  

1.      Voluntaria (gozará de preferencia).

 

2.      Forzosa (cuando el Municipio la imponga, de oficio o a instancia de parte, por ser necesaria para la ejecución del planeamiento con arreglo al sistema de ejecución aplicado).